Síndrome de Parry-Romberg

El Síndrome de Parry-Romberg o también conocido como hemiatrofia facial progresiva, es una rara enfermedad (afecta a 1 de cada 700.000 personas) causada por una atrofia de los huesos o los tejidos blandos de la cara, generalmente de una parte de la cara o de la cabeza, pero sin debilitamiento facial. Es un trastorno autoinmune en el que el propio cuerpo ataca piel, vasos sanguíneos, músculos y órganos internos.

El tratamiento recomendado es una reconstrucción mediante cirugía plástica de los músculos, huesos y tejido afectados. Puede combinarse con un tratamiento con células madre.

En algunos casos afecta solo a una pérdida de volumen en la cara, en casos más complejos la atrofia afecta también a partes óseas, nariz o ceja. En este último caso se requiere de 2 cirugías o más para su corrección completa.

Ten en cuenta

Intervención: (si sólo hay pérdida de volumen)

Quirófano 4h
Ingreso 1d
Anestesia Sedación profunda/general
Incorporación al trabajo 2 semanas

(si hay pérdida de volumen y afectación de zonas óseas, nariz o ceja) 1ª intervención (se corrige la pérdida de volumen)

Quirófano 4h
Ingreso 1d
Anestesia Sedación profunda/general
Incorporación al trabajo 2 semanas

(si hay pérdida de volumen y afectación de zonas óseas, nariz o ceja) 2ª intervención (se corrige la deformidad ósea, nariz o ceja)

Quirófano 4-6h
Ingreso 1d
Anestesia general
Incorporación al trabajo 2-3 semanas

Recomendado para…

  • Afectados por el síndrome de Parry-Romberg

Beneficios

  • Mejora de salud
  • Mejora o recuperación de las funciones faciales
  • Recuperación de la identidad y la imagen corporal
  • Superación emocional
  • Refuerzo de la autoestima

Pide una primera valoración al Dr. Joan Pere Barret